No + sangre Tj
 
Hemos llegado a un punto de hartazgo y cansancio. La sociedad se manifiesta crecientemente. Los compañeros extranjeros académicos y periodistas, desde ideológicamente conservadores hasta progresistas han externado la preocupación con la que se ve a México desde el exterior. La ONU inclusive recomienda que se retire al ejército de las calles. Tal vez la indiferencia nos ha hecho ignorar en el pasado la realidad gravísima a la que nos enfrentamos en el país. Esta apatía de raíces sociohistóricas junto a la coyuntura actual donde el gasto que se hace en seguridad aumenta y disminuye para la educación hace que los espacios sociales se cierren, haciendo a un más profunda la expectativa negativa son respecto a las oportunidades que tienen los mexicanos. La situación se vuelve cada día más desesperanzadora. La apatía, alimenta la desesperanza.

En No más Sangre en Tijuana le reclamamos al Estado y no al Narco, sobre esta doliente situación, porque el Estado es el responsable de la seguridad de los ciudadanos y también porque muchas de las muertes han ocurrido bajo las balas del ejército.

El prohibir el consumo de drogas no soluciona ni el problema del narcotráfico ni la existencia de grandes mercados internacionales mundiales de consumo realmente existentes, ni borra los pactos que el gobierno ha hecho históricamente con el narcotráfico. El consumo de drogas se trata de una decisión individual.

La participación política es un acto social que tiene como objetivo incidir en la agenda de políticas públicas y es el requisito básico de una sociedad verdaderamente democrática.

Este 8 de Mayo a las 3 de la tarde en el monumento de "las Tijeras" (monumento frente al CECUT), en Tijuana pediremos al Estado Mexicano la legalización de las drogas y exigiremos que aclaren las desapariciones que esta guerra ha dejado en México. Deseamos vivir en un Estado de Derecho. Es urgentísimo que se planteen estas reformas políticas. 


 


Comments




Leave a Reply